Fotos

 
 

LOS COLORES DE LA NOSTALGIA

La nostalgia es un estado de tristeza y languidez, a veces comparado con la melancolía causada por los pensamientos del pasado o la distancia de una persona, un lugar, o bien de una era de un pasado perdido. « La nostalgia es a menudo sorprendente; y ella nos sorprende. Cobra vida sin ser esperada », dijo Adele Exarchopoulos. A través de esta cita, encontramos que hay dos tipos de nostalgia: la de Baudelaire y su « Spleen », y la nostalgia, vista como una motivación para seguir adelante pensando a lo perdido como un mantra. Además la nostalgia no tiene una color sola, el gris o peor el negro. Hay muchos colores posibles para la amnesia o la nostalgia.

Barcelona en Nero y blanco

Disparar Barcelona en blanco y negro es una filosofía que puede expresar emociones específicas complicadas que no se puede hacer con colores, lo que recuerdan los maestros de la foto catalana tal como Catalá Roca, Misserachs, Colom, Maspons… A mi humilde nivel lo que me gusta es cuando debo ser guiado por formas geométricas, líneas de fuga, perspectivas, el contraste de luces…en las calles de la ciudad olvidando el resto.

 

Las plazas de Barcelona

Las plazas de Barcelona son múltiples y de todos estilos. Encontramos algunos desde amplios espacios destinados al disfrute de sus habitantes, hasta una gran variedad de monumentos de diferentes épocas y estilos, pasando por fuentes monumentales, jardines, edificios históricos, etc., y pequeñitas desconocidas donde el tiempo pasa con tranquilidad y alegre. En estas pequeñas y escondidas que debemos que buscar con ahínco e incluso acabar por preguntar cómo llegar hasta ellas entendemos como Barcelona es una ciudad de contraste.

Tags y murales de Barcelona

Durante días en los años 2015 y 2016 pisando en la cuidad de Barcelona en todos los barios, he buscado rastros pintados evidentes o discutibles de la vida creativa contemporánea. De eso he disparado casi 1.000 fotos y he realizado en mi primer ano de curso de carrera profesional en Grisart en clase de Multimedia un trabajo de 2,25 minutos. Mi voluntad era invitar a reflexionar sobre el diálogo que se puede establecer entre el graffiti y los ciudadanos, el mundo intelectual, el arquitectónico y el urbanístico. Que dicen los tags y los murales? Cuál es el lenguaje? Cuál es la filosofía y/o los aspectos sociales del street art?

Barcelona por la tarde

Barcelona por la tarde es un lugar precioso donde pasar el rato viendo a los turistas, a los bares, a las tiendas con los clientes, a las estatuas humanas, a los músicos callejeros, a los puestos donde se venden flores o los quioscos, al puerto donde vienede la gente pisar tranquilamente mezclándose con los turistas… Barcelona por la tarde son colores particulares, naranja, azul, gris…antes que la noche solapa la ciudad y que empieza una nueva vida.

La ciudad de la luz

Barcelona, encajonada entre un mar y unas montañas es una ciudad de la luz. Más que eso es una ciudad de las luces! Es un lugar abierto, referente de libertad, acogedor para todos los artes, todos colores, sombras y luz de todas horas del día y de las estaciones. Tengo en mis imágenes ciertos visos estéticos que se encarnan en la riqueza del cromatismo y los matices lumínicos de los edificios, en tanto a que elementos constructores de los estados de lo material y, a la vez, vehículos de las sensaciones más subjetivas que ofrece la ciudad en todo sus rincones.

Barcelona de Letras

Barcelona es una ciudad de letras, una ciudad protagonista de muchas novelas españolas, catalanes, internacionales. Desde « La plaza del Diamante » (Mercé Rodoreda) hasta « La catedral del mar » (Ildefonso Falcones) o bien « El embrujo de Shanghai » (Juan Marsé) o « Diario de un ladrón » (Jean Genet)… cada novela ofrece una imagen diferente de la cuidad. Mi objetivo era mostrar una ciudad diferente de la cuidad turística conocida a través de 20 novelas y de mi visión fotográfica personal de cada novela. S mi me interesa mucho el trabajo de Navia sobre los temas culturales y la literatura en varias ciudades del mundo. Y también los trabajos de Garry Winogrand, Valérie Trillaud o François-Xavier Seren…

Las manos

En la representación artística, y a lo largo de la historia, debido a la fuerza del retrato, lo que predomina es la cara (con los ojos y la boca), porque es el lugar donde se ubica la mirada, considerada espejo del alma; lo mismo sucede en la fotografía. Sin embargo, las manos pueden ser igualmente indiscretas, y reflejan el carácter más claramente que todas las caras pintadas, dibujadas o fotografiadas. Además, las manos permiten la exploración física y concreta, y el tacto permite estimular la sensibilidad y la sensualidad. Podemos corroborar la importancia y la superioridad de este órgano en frases como: « la mano de Dios » o « mano de justicia”. La mano es maravillosa, infinitamente versátil, pero también muy compleja; no funciona sin conciencia o sin control de nuestro pensamiento. ¡Esto es lo más importante de todo!

Et arte que aborrece el vacio

El objetivo de esta serie de diez fotos del Modernismo catalán en Barcelona es expresar como el nuevo movimiento estético transforma radicalmente el carácter del arte catalán al inicio del siglo XX al introducir el factor de la singularidad en el ordenamiento uniformador hasta la polisemia, utilizando todos los materiales posibles: la piedra labrada, la tierra cocida, el hierro forjado, el cemento armado, la madera, el vidrio, la cerámica, la porcelana…y entender como la importancia concedida a la luz y sus efectos sobre la percepción y el aspecto de las cosas al principio derivará, también después, hacia un interés por las texturas y los colores, los brillos y las transparencias, la iridiscencia, la transformación de las formas o de las esculturas según, por ejemplo, del momento del día. El objetivo de los artistas catalanes era renovar el lenguaje poético de la arquitectura y de la escultura, expresión perdida en el momento del racionalismo a mitad del siglo XIX y crear una poesía caracterizada por la perfección formal, la musicalidad y las imágenes insólitas. Los modernistas investigaban un mundo más bello y expresivo, huyendo del mundo real, de lo cotidiano y la rutina. Las formas típicamente modernistas huyen del ángulo recto y utilizan, en cambio, el arabesco y las líneas sinuosas, ondulantes y asimétricas de la naturaleza. Con todo eso se construyen espacios más amplios y claros que proporcionan mejor la función que deben cumplir: una estación, un museo, un hospital o una biblioteca… donde la luz es un elemento esencial.