A VERY BLUES ROCK

Descubrí “Somewhere” en Arles. El libro me fascinó de inmediato. Después leí el texto y fui convencido. Es una obra fotográfica, según las andanzas de S. Mahé. y A. Le Gouëfflec. Mejor dicho: es la culminación de un viaje íntimo, con imágenes tomadas, trituradas, trabajadas. En este libro, la foto no pretende anclarse en la realidad, sino que se disfraza con voluptuosidad y voluntad, para representar las emociones, sensaciones e imágenes mentales que cada uno adapta a su estado de ánimo del momento. Es una ventana a un lugar impalpable e implacablemente desconocido. El libro propone  un viaje inaccesible cuyas fotografías se repiten, y provienen de algún lugar profundo del cerebro del artista, donde se juega todo. La percepción primera, es la emoción, luego la intención y finalmente el gesto. Está claro que el autor quiere “sentir la vida”: la ha visto oscura, y en lo profundo de esta oscuridad él quiere capturar la esencia de las cosas y de sus almas.  Es algo similar a una secuencia de imágenes que se articulan como un aliento febril, tal como Myles Sanko hace al cantar  “Promises”. JMG «Somewhere», 2019, 352 p., 59 € h https://www.editionsdejuillet.com/